Cómo comprar acciones: guía completa

Cómo comprar acciones: guía completa
Cada vez hay más gente que piensa en comenzar a invertir sus ahorros para sacar rendimiento a su dinero, especialmente cuando los tipos de interés están por los suelos. Antes de empezar es importante entender los conceptos básicos sobre la inversión en bolsa, así que esperamos que este artículo sea de utilidad para entender cómo comprar acciones en la bolsa, especialmente a aquellos que se vean inspirados sabiendo que si hubiesen invertido 10 000 dólares en el SyP500 hace 50 años, hoy tendrían 1,2 millones de dólares.

Índice

Quién puede comprar acciones

Por lo general y en la mayor parte de países del mundo, casi cualquier persona mayor de edad (o que esté bajo la tutela de alguien mayor de edad) y que tenga una cuenta abierta en un broker puede llevar a cabo la compraventa de acciones.

En caso de los inversores extranjeros (por ejemplo, españoles que quieran invertir en el mercado estadounidense), estos deberán invertir usando un broker que tenga acceso a tal mercado, ya que cada uno tendrá requisitos específicos para designar quién puede o no invertir.

Muchos agentes de bolsa requerirán que los inversores tengan un número de la seguridad social, a fin de facilitar el pago de los impuestos necesarios. Aquellos que tal vez no puedan comprar acciones de manera directa sí podrán invertir en fondos (Mutual Funds o ETF, que son las siglas de Exchange Traded Funds).

Cuánto dinero necesito para poder comprar acciones

Hoy en día, no existe ningún mínimo para poder invertir en bolsa. Sí que es cierto que los brokers o plataformas más tradicionales pueden establecer un mínimo para empezar a invertir, pero la mayoría de brokers online más modernos no tienen mínimo alguno, así que teóricamente se podría empezar a invertir con tan solo 1 dólar. En la práctica, sin embargo, recomendamos que se tenga el dinero suficiente para conseguir lo siguiente:

l Comprar al menos una unidad entera de alguna acción.

l Diversificar de manera correcta toda la cartera de inversión.

l Proteger las ganancias de comisiones de operación.

Una regla bastante común a la hora de decidir cuánto dinero invertir en la bolsa es la de nunca invertir dinero que se pueda necesitar en los próximos 5 años, ya que los mercados pueden bajar bastante durante correcciones pronunciadas (lo cual reduciría muchísimo el dinero disponible, en caso de que se necesite). Es decir, si tenemos 40 000 dólares disponibles y pensamos comprar una casa en los próximos años, no es buena idea invertirlo todo, ya que si hay una corrección en el mercado del 30 % anual, acabaríamos con menos de 20 000 dólares, por lo que deberíamos posponer la compra de nuestra casa.

Otra cosa a tener en cuenta es que, del dinero destinado a la inversión, se debe dejar alrededor de un 10 % disponible para poder entrar en nuevas oportunidades que puedan surgir, pues si invertimos todo el dinero y el mercado baja, no podríamos beneficiarnos de dicha bajada para abrir posiciones nuevas o para bajar el precio medio de las posiciones ya abiertas.

Dónde comprar acciones

La manera más fácil y eficiente para comprar acciones es a través de un broker online, ya que solo tendremos que abrir la cuenta (previa identificación) y transferir fondos (a través de un cheque o una transferencia electrónica) para poder empezar a operar en cuestión de minutos. También podemos usar un broker tradicional o bien comprar acciones directamente a la compañía en la que queremos invertir, aunque existen ciertas restricciones para hacer esto.

Debemos estudiar bien qué broker vamos a usar, ya que existe una gran variedad de ellos e idealmente queremos un buen servicio y comisiones bajas.

Cómo comprar acciones

Para comenzar con los pasos de cómo comprar una acción en la bolsa de valores, lo primero es asegurarse de tener acceso a un broker, ya sea a través de nuestro banco particular (muchos ofrecen estos servicios) o bien a través de un broker online especializado. Las comisiones que cobran los bancos tradicionales por realizar servicios de compraventa de acciones suelen ser algo elevadas, mayores que las de los brokers online, así que si somos capaces y no nos importa abrir otra cuenta en una de estas plataformas, es bastante recomendable.

Una vez tengamos nuestra cuenta, para la cual nos tendremos que identificar, además de aportar nuestro número de identificación fiscal con tal de pagar impuestos más fácilmente, podremos comprar nuestras primeras acciones. Es muy aconsejable, antes de proceder a la compra de cualquier acción, realizar un análisis exhaustivo de la empresa en la que queremos invertir; incluso es buena idea seguir la acción (añadirla a nuestra watchlist) para saber cuándo es el mejor momento para abrir una posición en la misma.

Podemos comprar directamente la acción deseada o bien introducir una orden en el mercado por el precio que nos gustaría pagar, lo cual es recomendable. La orden solamente se ejecutará si el precio de la acción llega al nivel que hemos indicado. Además, podemos hacer uso de órdenes stop-loss y take-benefit, para que la acción se venda una vez llegue a un precio mínimo (para reducir pérdidas) o bien para que se venda si alcanza un precio con el que nos gustaría retirarnos junto a nuestros beneficios.

Cómo elegir qué acciones comprar

Una vez que dispongamos de nuestra cuenta y hayamos transferido fondos, podremos empezar a investigar en qué empresas queremos invertir. La mejor manera de seleccionarlas es pensar qué empresas usamos como consumidores y vemos en nuestro día a día, qué empresas tienen buena satisfacción entre sus clientes. De hecho, uno de los inversores más respetados del momento, Warren Buffett, sostiene que debemos invertir en compañías porque queramos ser propietarios de las mismas, no porque queramos que el precio de la acción suba.

Una vez hayamos seleccionado qué empresas vamos a estudiar, es el momento de comenzar el análisis más detallado, empezando por los balances anuales (por ejemplo, la carta de los directivos a los accionistas, que nos hará un resumen de la situación de la empresa y de los números en el balance).

Para más detalle podemos referirnos, como hemos dicho, al balance anual y a las cuentas auditadas de la compañía, información que encontraremos en diversas páginas de divulgación bursátil y especializadas. También podemos revisar transcripciones de las llamadas de presentación de resultados y noticias recientes.

Antes de estudiar qué tipo de acciones estamos buscando, debemos decidir qué tipo de inversión queremos hacer, si lo que se conoce como Growth Investing (inversión en crecimiento) o por el contrario Value Investing (inversión en valor):

l La inversión en crecimiento se centra en buscar empresas que obtengan crecimientos grandes de beneficios o que estén en plena expansión.

l La inversión en valor busca acciones que estén infravaloradas en el mercado.

Ambos estilos se pueden complementar, así que es una buena opción combinarlas para diversificar.

También podemos seleccionar acciones de las cuales esperamos una rentabilidad debido a la revalorización esperada del precio de las mismas, o bien acciones que sin esperarse una gran revalorización en su precio sí nos ofrezcan una atractiva rentabilidad gracias a su reparto de dividendos. Las acciones que reparten dividendos tienden a ser compañías consolidadas y con poco crecimiento futuro (por ejemplo las empresas de telecomunicación o energía).

Variables a estudiar cuando seleccionamos acciones

Para entender si una acción es una buena inversión a largo plazo podemos fijarnos en una serie de KPI (Key Performance Indicators), que nos permitirán elegir la mejor empresa de entre unas cuantas del mismo sector. Algunas de las variables a considerar son:

l Ingreso: es el dinero que una compañía ingresa en un período determinado. Es interesante analizar qué tendencia siguen los ingresos a lo largo de los últimos períodos.

l Ingreso Neto: está al final del conocido como Income Statement y nos indica el dinero que una empresa ha generado tras sustraer gastos operativos, impuestos y depreciación.

l Beneficio y Beneficio por Acción (BPA): el BPA se consigue tras dividir el beneficio por el número de acciones en circulación. Esta variable permite realizar comparaciones con otras empresas del sector. Algunas empresas reinvierten sus beneficios, mientras otras los reparten a sus accionistas en forma de dividendos.

l Price/Earnings Ratio (PER): es un ratio que se consigue tras dividir el precio de una acción por su BPA de los últimos 12 meses. Esto indica cuánto están dispuestos a pagar los inversores para recibir 1 € de beneficio.

l Return On Equity (ROE) y Return On Assets (ROA): ROE nos indica, en porcentaje, qué beneficio genera una empresa con cada euro que los accionistas han invertido en ella. ROA muestra qué porcentaje del beneficio genera la compañía con cada euro de activos que tiene.

Además de las variables anteriores, es interesante analizar otro tipo de información de carácter cualitativo, como entender cómo hace dinero la empresa, si esta tiene una ventaja competitiva sobre otras empresas del mismo sector, cómo de bueno (o de malo) es el equipo directivo, a qué riesgos se enfrenta la compañía y qué puede ir mal en el futuro, etcétera.

Cuánto dinero se gana comprando acciones

La cantidad de dinero que ganaremos invirtiendo en bolsa dependerá mucho de nuestras habilidades y nuestra experiencia. Es normal que en las primeras etapas de nuestra vida como inversores cometamos errores que supongan una pérdida de capital, por eso es recomendable no comenzar a invertir con grandes cantidades de dinero, sino empezar con poco e ir ampliando nuestras posiciones según aparecen oportunidades o bajan los precios de las acciones que ya poseemos (siempre y cuando sigamos creyendo en ellas a largo plazo).

Como objetivo que nos podemos marcar, si tuviéramos que decir una cifra, sería el 7 %, pues se conoce que la bolsa (tomando el SyP500 como referencia) suele tener una rentabilidad del 7 % anual cuando se ha estudiado un largo período de tiempo. Obviamente existen años en los que baja y otros en los que sube, por eso la cifra del 7 % es una media aritmética, cifra que conseguiríamos si tuviéramos nuestro dinero invertido en bolsa desde hace tiempo.

Sobre todo al principio, no debemos decepcionarnos si nuestra ganancia no es la que esperamos, pues a veces es el precio a pagar por las lecciones que aprenderemos una vez que está nuestro dinero en juego. Es perfectamente normal que las últimas operaciones que cerremos tengan mejor rentabilidad que las primeras.

Otros consejos para comprar acciones

No hay que tener miedo para empezar a invertir, aunque el mundo de la bolsa puede imponernos bastante respeto. Un buen consejo sería el de empezar a abrir posiciones pequeñas, de unos 100 euros de media, para empezar a practicar la operativa de la compraventa de acciones, que sirvan de prueba para nuestra estrategia.

En el caso de que una acción concreta caiga, se aconseja analizar si seguimos creyendo en el potencial de esa empresa a largo plazo. De ser así, la caída debe ser vista como una oportunidad para comprar más acciones a un precio menor y así poder generar una ganancia de manera más fácil.

Otra idea muy útil es la de abrir una cuenta demo y probar a invertir con dinero ficticio, pues podremos simular cómo sería el resultado de nuestras estrategias sin correr ningún riesgo. Muchos brokers ofrecen esta posibilidad.

A la hora de seleccionar acciones en las que invertir, un buen consejo es el de usar los llamados stock screeners que muchas plataformas de información financiera ofrecen a sus usuarios, ya que estos nos permiten hacer búsquedas estableciendo filtros determinados (por ejemplo, crecimiento de los beneficios superior al 10 % en los últimos 5 años o dividendo superior al 4 %, por ejemplo). Una vez identificadas, es recomendable añadirlas a una lista donde podamos supervisarlas y encontrar el momento ideal de entrada.

El mundo de la inversión en bolsa se está democratizando; hoy en día cualquiera con acceso a internet puede formarse, aprender, abrirse una cuenta en un broker online y comenzar a comprar acciones. Cuánto dinero ganemos dependerá de nuestras operaciones, que seguro mejorarán conforme vayamos aprendiendo y experimentando, aunque siempre con cabeza para evitar perder dinero que nos pueda hacer falta a corto plazo.

¡Empieza a invertir hoy y no te quedes atrás!

Aprovecha el boom tecnológico

Name

Al acceder declaro que soy mayor de 18 años y he leído, entendido y estoy de acuerdo con los términos y condiciones, la política de privacidad y la exención de riesgos.

¡Empieza a invertir hoy y no te quedes atrás!

Aprovecha el boom tecnológico

Name

Al acceder declaro que soy mayor de 18 años y he leído, entendido y estoy de acuerdo con los términos y condiciones, la política de privacidad y la exención de riesgos.