Cómo investigar las acciones y qué acciones comprar

Cómo investigar las acciones y qué acciones comprar
Hoy en día cada vez más gente se está lanzando al mundo de la inversión, bien sea porque la rentabilidad de los productos bancarios es baja o prácticamente nula o bien porque este año en el que hemos pasado mucho más tiempo en casa nos ha servido para formarnos y aprender acerca del mundo de las inversiones. Una vez nos hayamos asegurado de disponer de cierto dinero que podamos dedicar a la inversión, debemos hacer nuestra investigación para encontrar ideas acerca de qué acciones comprar. Es importante conocer algunos pasos esenciales que nos ayuden en nuestro propósito, teniendo en cuenta que en la actualidad cualquier persona puede empezar a invertir, con poco o mucho dinero, simplemente teniendo disponible una conexión a internet o un teléfono móvil. Hay que tener en cuenta que tan solo es aconsejable invertir el dinero que no nos vaya a hacer falta en los 5 años posteriores al comienzo de nuestra inversión, ya que las acciones son activos financieros que conllevan riesgo y en caso de bajadas bursátiles nuestro capital podría perder valor. Es esencial estudiar bien si las ganancias a largo plazo compensan las subidas y bajadas que puedan ocurrir durante el proceso.

Índice

Qué acciones debes comprar

Después del convulso año que ha vivido el planeta es un buen momento para preguntarnos cuándo hay que comprar acciones, aunque debido a las noticias positivas sobre la vacuna contra el coronavirus y la mejora esperada en los próximos meses, podemos recomendar tres acciones con potencial de revalorización a medio plazo para que puedan ser estudiadas por los lectores.

Se trata, sobre todo, de acciones del sector tecnológico, de pagos digitales y comercio electrónico, sectores muy beneficiados este último año y que se espera mantengan altas tasas de crecimiento debido al cambio en los hábitos sociales que estamos adoptando, no solamente durante la pandemia. Son los siguientes:

  1. Paypal Holdings (PYPL): es un gigante en el ámbito de los pagos digitales y prácticamente todo el mundo ha oído hablar de él, cuando no son usuarios habituales de sus servicios. A pesar de no pagar un dividendo, Paypal está creciendo a una tasa anual del 20 % y carece de deuda a largo plazo, lo cual la hace una opción muy atractiva en estos momentos en los que otro tipo de sectores está sufriendo caídas importantes. Además, la empresa se prepara para empezar a aceptar pagos en bitcoin y se ha visto impulsada por el gran crecimiento del comercio electrónico en todo el mundo, tendencia que se espera siga al alza.
  2. Alibaba Group Holding (BABA): otro gigante, esta vez del comercio electrónico, que se ha visto muy beneficiado por el auge del mismo en el último año. Es una buena oportunidad de comprar acciones tras la corrección vista desde sus máximos en octubre, pues con mucha seguridad se volverán a alcanzar. Sigue creciendo —alrededor de un 30 % tan solo en el último trimestre— a pesar de ser una empresa bastante establecida ya.
  3. Adobe (ADBE): se trata de una de las mejores acciones de software que comprar y mantener durante un largo tiempo, debido a su solidez. Muchos de sus productos (Photoshop, Premiere, InDesign, Acrobat, Lightroom o Illustrator) están hechos para ser usados en la nube, cosa que ha crecido exponencialmente en los últimos meses, esperándose un crecimiento de los ingresos del 12 % anual, mientras que el beneficio lo haría en un 16 % anual.

Pasos para investigar las acciones

Buscar información acerca de qué acciones de bolsa comprar es bastante similar a comprar una casa, no nos fijamos solamente en los materiales en los que está construida, las habitaciones que tiene o el espacio disponible, sino que también debemos estudiar en qué zona está situada, cómo son los vecinos y qué servicios hay en los alrededores. Esto quiere decir que debemos hacer dos análisis simultáneos, uno más cualitativo y otro más cuantitativo.

Cuando estudiamos qué acciones comprar ahora pasa exactamente igual, para conseguir un análisis completo debemos tener en cuenta una serie de atributos de las potenciales empresas en las que podríamos invertir, como por ejemplo las cuentas de resultados, el equipo directivo o sus competidores.

Prepara el material necesario para realizar la investigación

Un buen análisis debería empezar por las cuentas financieras de la empresa en lo que llamamos análisis cuantitativo. Debemos recordar que cualquier compañía que cotice en bolsa está obligada por ley a hacer públicos una serie de documentos, entre ellos sus resultados periódicos, cosa que se hace ante la SEC en Estados Unidos (Securities and Exchange Commission).

Algunos de los documentos que las empresas están obligadas a publicar son el 10-K y el 10-Q. En el caso del 10-K, se trata de un informe anual que incluye los estados financieros que deben haber pasado una auditoría de manera independiente. En ellos puedes ver la situación financiera de la empresa, cuáles son sus fuentes de generación de ingresos, cómo gestiona su efectivo, así como sus gastos. Por otro lado, el informe 10-Q es un documento similar pero con datos por trimestre.

Si no tienes mucho tiempo tal vez sea buena idea usar los servicios de algún agregador de datos financieros, como por ejemplo Yahoo Finance, donde podremos encontrar toda esta información de manera resumida, además de otros ratios y estadísticas que podremos comparar para tomar la mejor decisión posible.

Centra tu atención en lo esencial

Revisar toda esta información nos puede resultar bastante abrumador, sobre todo si somos inversores principiantes, por tanto vamos a destacar una serie de indicadores que tienen mayor importancia a la hora de comparar empresas de un mismo sector para elegir en qué acciones invertimos:

l Ingresos: esta variable nos indicará el total de ingresos de la compañía en el período concreto que revisemos (normalmente trimestral o anual). Va al principio (en la primera línea) del estado de resultados y en ocasiones puede dividirse en ingresos operativos (aquellos que proceden estrictamente de la operativa de la empresa y de su actividad principal) y en ingresos no operativos (ingresos que no provienen de la actividad principal de la empresa, como por ejemplo la venta de algún activo).

l Ingreso neto: al contrario que los ingresos en bruto, los ingresos netos suelen encontrarse al final del estado de resultados, ya que se les extrae el gasto operativo, la depreciación y los impuestos.

l Beneficio y Beneficio Por Acción (BPA): el beneficio es la ganancia neta que tiene una empresa, aunque no ayuda a ver si una empresa es una buena inversión o no (algunas empresas deciden reinvertir su beneficio para hacer crecer el negocio mientras otras pueden decidir repartirlo en forma de dividendos a sus accionistas). El BPA se calcula dividiendo los beneficios entre el número total de acciones en circulación, por lo que es posible ver la rentabilidad de la empresa por acción, con tal de llevar a cabo comparaciones con otras empresas del mismo sector. En caso de ver la cifra de BPA seguido por “TTM” significa que la cifra hace referencia a los 12 meses anteriores a la fecha.

l Price to Earnings Ratio (PER): es el valor que obtenemos al dividir el precio actual de la acción por su BPA (normalmente el de los últimos 12 meses). Si en vez de dividirlo por el BPA lo dividimos por el beneficio esperado por los analistas, obtenemos el Forward PER. Ambas variables nos indican cuánto están dispuestos a pagar los inversores por cada 1 €/1 $ de beneficio.

l Return On Equity (ROE) y Return On Assets (ROA): el ROE nos da, en porcentaje, qué margen de beneficio genera una empresa con cada 1 €/1 $ que los accionistas han invertido en ella, mientras que el ROA nos da el mismo porcentaje de margen aunque por unidad de activos de la empresa. Ambas nos dan una idea sobre cómo de eficiente es la empresa en generar beneficios.

Lleva a cabo un análisis cualitativo

Se podría decir que el análisis cuantitativo nos daría el blanco y negro de la empresa mientras que el análisis cualitativo vendría a poner el resto de colores para formarnos finalmente una imagen clara de qué acciones comprar.

Es bastante útil buscar respuestas a diversas preguntas, como por ejemplo cómo hace dinero la compañía (a veces no es algo tan obvio, como por ejemplo que una cadena de comida rápida genere más dinero vendiendo franquicias que operando su negocio principal de venta de comida), saber si la empresa tiene alguna ventaja competitiva frente al resto (algo que la haga especial y única), cómo de bueno es el equipo directivo o los riesgos a los que la empresa se puede enfrentar en un futuro próximo.

Pon tus resultados en contexto

Como último paso, debemos poner en contexto todos los datos que hayamos recopilado con tal de analizar la salud financiera de la empresa, además de la evolución histórica y proyección futura.

Como vemos, a pesar de la difícil situación económica que vivimos es fácil aprender cómo estudiar qué acciones comprar en bolsa, además de cómo analizar cuáles de ellas son las mejores en las que invertir. Siempre hay sectores que funcionan mejor que otros en determinadas situaciones y que incluso se ven beneficiados a raíz de ciertas crisis, así que tan solo tenemos que aprender las técnicas adecuadas para identificarlos y posteriormente invertir una cantidad adecuada en ellos.

¡Empieza a invertir hoy y no te quedes atrás!

Aprovecha el boom tecnológico

Name

Al acceder declaro que soy mayor de 18 años y he leído, entendido y estoy de acuerdo con los términos y condiciones, la política de privacidad y la exención de riesgos.

¡Empieza a invertir hoy y no te quedes atrás!

Aprovecha el boom tecnológico

Name

Al acceder declaro que soy mayor de 18 años y he leído, entendido y estoy de acuerdo con los términos y condiciones, la política de privacidad y la exención de riesgos.