¿Es rentable invertir en Amazon?

Amazon se ha convertido en una de las empresas más conocidas y valoradas de nuestras vidas. Especialmente tras la pandemia mundial que se ha sufrido durante todo el año 2020, la gente en muchos países del mundo ha podido comprobar de primera mano el auge de las compras a través de internet, especialmente en este marketplace, que cuenta con un amplio catálogo a disposición del cliente y entrega los productos adquiridos cómodamente desde casa en muy poco tiempo. Debido a las restricciones impuestas por la mayoría de países con tal de evitar el contacto social, mucha gente se ha visto impulsada a probar por primera vez o a incrementar las compras online, lo cual ha beneficiado mucho a empresas como Amazon. Por esta razón, unida la de que mucha gente se ha lanzado a ganar dinero desde casa introduciéndose en el mundo de la inversión, vamos a estudiar detalladamente si es rentable invertir en Amazon analizando la empresa, su evolución y sus acciones.

Índice

Amazon: empresa y evolución

La empresa que hoy conocemos como Amazon nació en el año 1994 en Bellevue (estado de Washington) en Estados Unidos, aunque no fue hasta 1995 cuando pasó a llamarse como hoy en día: Amazon. Tras llamarse inicialmente Cadabra y Relentless, Jeff Bezos, su creador, optó por el nombre de Amazon al evocar una sensación algo “exótica y diferente”, además de hacer referencia al río más grande del mundo, una aspiración que Bezos deseaba para su tienda online

El logo de Amazon (una sonrisa en forma de flecha de izquierda a derecha bajo el nombre de la empresa) representa que su catálogo va de la A a la Z, que cubre todo el espectro de productos disponibles en el mercado y que, además, ofrece buena satisfacción al cliente, mirando siempre al frente, innovando.

Amazon inició su actividad vendiendo una acotada lista de productos diseñada para triunfar en el comercio por internet, como discos compactos, libros y vídeos, aunque tras comprobar que lo que mejor funcionaba era la venta de libros, se especializó en la misma, consiguiendo precios bajos y muchos títulos disponibles.

En el año 1996, Amazon se reincorporó en Delaware, lanzando su oferta pública inicial de acciones (conocida por las siglas IPO en inglés) y entrando a cotizar por unos 18 dólares estadounidenses por acción en la bolsa bajo el símbolo AMZN en el Nasdaq en 1997. 

Tras un período de lento crecimiento durante los primeros años en los que los inversores se quejaban de que Amazon no conseguía el avance prometido, llegó la crisis de la burbuja de las puntocom. La crisis, contra todo pronóstico, hizo que Amazon sobreviviera y consiguiera su primer beneficio neto en el tercer trimestre de 2001 que, aunque tímido (de 1 centavo por acción), hizo que los inversores empezasen a ver el potencial éxito de Amazon a largo plazo. De hecho, en el año 1999, la prestigiosa revista Time nombró Persona del Año a Jeff Bezos por haber popularizado las compras a través de internet entre el público común.

Durante la década que fue del año 2000 al año 2010, Amazon consiguió obtener una base de clientes de unos 30 millones de personas en todo el mundo, consolidándose como un lugar telemático de carácter minorista con un modelo de ingreso por ventas, al mismo tiempo que pasó a vender un rango muy amplio de productos de todo tipo. 

El modelo de negocio de la empresa es el de obtener un porcentaje del precio de venta de cada artículo que se vende en su página, aunque también permite a las compañías anunciar sus productos como destacados con un mejor posicionamiento web pagando por ello. Además, esto se une a los ingresos que la compañía obtiene por la suscripción de sus clientes al servicio Amazon Prime, por el que a través de una cuota anual pueden recibir los envíos prime de manera gratuita, además de acceder a descuentos exclusivos.

Algunos otros segmentos en los que Amazon se ha introducido pasan por el de contenido de entretenimiento, a través de su plataforma de Prime Video (los clientes pagan una cuota mensual para tener acceso a contenidos audiovisuales).

Sin embargo, no fue hasta 2017 cuando Amazon obtuvo un crecimiento más sólido, al aumentar un 30,8 % sus ingresos respecto al año fiscal anterior. De hecho, desde el año 2007 hasta el año 2017 sus ventas aumentaron de 14 835 a 177 866 millones de dólares. En el año 2020, Jeff Bezos se convirtió en el hombre más rico del mundo.

Análisis sobre las acciones y su evolución

Como hemos comentado anteriormente, la acción de Amazon empezó a cotizar a 18 dólares por acción en Nasdaq en 1997. A pesar de sufrir una época turbulenta para todas las empresas de internet, Amazon resistió bien el temporal y sobrevivió a la crisis de las puntocom, gracias a su modelo de negocio, a su producto y a los clientes que ya se mostraban muy satisfechos con la compañía. 

Hasta 2001 Amazon no tuvo ningún beneficio, aunque ello no fue debido a que no generase efectivo, sino a que reinvertía todo el dinero que generaba en su propia empresa para poder crecer más. Así, a los 7 años de haber iniciado su cotización en bolsa, se alcanzaban los 52 dólares por acción, un incremento que suponía que casi se había triplicado el precio con el que empezó a cotizar.

Sin embargo, no fue hasta 2008, al comienzo de otra crisis financiera, cuando Amazon volvió a despuntar dejando patente que es rentable invertir en Amazon en épocas de turbulencias económicas. ¿Por qué ocurre esto? Normalmente, en épocas de crisis los gobiernos estatales llevan a cabo medidas de expansión cuantitativa (conocidas como Quantitative Easing o QE en inglés), que ofrecen dinero barato a los inversores para que lo introduzcan en acciones de empresas que lo pasen mal debido a la crisis. Amazon se aprovechó de esta casuística y vio como el precio de su acción se elevó hasta pasados los 300 dólares al final de la crisis. Además, coincidió con el lanzamiento de su segmento de Amazon Web Services (AWS) o servicios en la nube, además de la alta popularidad que adquirió su aparato Kindle para leer libros digitales.

¿Qué ha llevado a Amazon al liderazgo reciente?

Fue en 2015 cuando las acciones de Amazon experimentaron un crecimiento exponencial, especialmente de 2015 a 2019, años en los que el precio de la acción subió más que los ingresos de la compañía. Esto fue debido, además de a la popularización de su segmento de AWS y a la obtención de beneficios con él, a lo siguiente:

  • Inversiones en tecnología puntera alrededor de Inteligencia Artificial (AI) y reconocimiento facial.
  • Introducción de modelos de negocio rompedores, como el uso de drones para conseguir entregas en el mismo día.
  • Diversificación de sus productos y servicios, como aquellos centrados en la nube.
  • Expansión de su base de clientes, incluyendo a grandes empresas y gubernamentales (como la CIA estadounidense).

Cuándo es el mejor momento para invertir en Amazon

Se puede decir que se ha comprobado que la acción de Amazon se ha comportado mejor en épocas en las que se ha visto beneficiado el comercio online, aunque el empuje definitivo ha sido la pandemia del coronavirus que sufrimos actualmente. Además, se ha visto beneficiada debido a la diversificación que ha llevado a cabo la compañía en los últimos años, gracias al empuje de sus otros segmentos, todos acertados.

El análisis de la acción de Amazon a lo largo del tiempo nos muestra cómo hay diferentes factores que influyen directamente en el precio de la acción:

  • Presentación de resultados (como ocurre con todas las empresas cotizadas).
  • Estadísticas de cuota de mercado, como, por ejemplo, la que muestra la habilidad de retener o ganar clientes de sus competidores en el espectro de la nube y del comercio online.
  • Factores exógenos a la compañía que lastran todo el mercado o sectores concretos

Tras un beneficio por acción de 23,01 dólares en el año 2019 y un beneficio por acción esperado de 34,85 dólares, vemos cómo al contrario que muchas otras compañías, la situación de pandemia mundial ha beneficiado mucho a Amazon en el año 2020 e incluso se espera que la tendencia siga y obtenga un BPA superior a los 45 dólares en 2021 (un 18 % más).

No debemos olvidar que Amazon adquirió la popular empresa de comida ecológica Whole Foods en 2017, que es una insignia de la alimentación sana y una moda que causa mucho interés a mucha gente en la actualidad.

De igual manera, Amazon ha indicado su interés por introducirse en el mundo de la parafarmacia y la salud, por lo que es un buen momento para invertir, siempre y cuando le vayan bien las cosas a la empresa de Jeff Bezos. Esto es interesante, especialmente si tenemos en cuenta que los miembros de Amazon Prime verán descuentos de hasta un 80 % en medicamentos genéricos y del 40 % en medicamentos especializados.

A pesar de que Amazon estima un gasto adicional cercano a los 4 billones de dólares en procedimientos de limpieza y seguridad debidos a la pandemia del coronavirus, los analistas son optimistas de cara a las expectativas de la empresa y el comportamiento de su acción en el largo plazo. Sin embargo, si queremos obtener mejor rendimiento para nuestra inversión, tal vez debamos mantener la acción de Amazon en nuestro radar y entrar una vez toque el soporte de los 2975 dólares, aproximadamente. 

Cómo comprar y vender acciones en Amazon

Si queremos comprar y vender acciones de Amazon lo primero que debemos hacer es abrir una cuenta en un broker de nuestra confianza. Normalmente nuestro banco ofrecerá servicios de broker, aunque tienden a cobrar comisiones más elevadas por cada operación. Hay brokers especializados que solamente operan online y que ofrecen comisiones muy competitivas (o incluso nulas), por lo que es recomendable usarlos para nuestra compraventa de acciones.

Una vez dispongamos de nuestra cuenta en un broker, debemos decidir qué cantidad queremos invertir en Amazon, ya sea en acciones completas o incluso en fracciones, pues hay brokers que nos permiten invertir en acciones fraccionarias, que son unidades accionarias menores a la unidad que nos reportarán el mismo beneficio que obtenga la acción principal.

Una vez introduzcamos nuestra orden de compra al precio que estimemos oportuno, también podemos establecer una orden stop-loss (es decir, un precio por debajo del cual no queremos mantener esta posición, por lo que a dicho precio se activará la orden y se venderán nuestras acciones, para evitar una pérdida mayor). De igual modo, también podemos establecer órdenes de recogida de beneficio, también llamadas take-profit.

¿Es rentable invertir en Amazon?

Actualmente, con un precio de 3181 dólares, la mayoría de analistas indican que su posición ante la acción de Amazon es de compra (y esto ha aumentado respecto a los últimos tres meses), siendo el precio objetivo medio de todas sus recomendaciones cercano a los 3800 dólares. El valor mínimo que los analistas predicen a 12 meses es de 3048 dólares, por lo que tiene poca capacidad de bajada.

Con estas premisas es fácil indicar que, en este momento, sí es aconsejable invertir en Amazon o añadir una posición de Amazon a nuestras inversiones, aunque debemos buscar un buen punto de entrada cercano a algún soporte consolidado, como el mencionado anteriormente de los 2975 dólares aproximadamente.

A modo de ejemplo, si hubiésemos comprado 10 acciones de Amazon por un total de 16 730 dólares el 12 de marzo de 2020 (a 1673 dólares por acción), hoy nuestra inversión valdría 31 780, dejándonos una ganancia de 15 050 dólares (un 90 % de revalorización), por lo que vemos que sí es rentable siempre y cuando encontremos un buen punto de entrada.

Amazon es una empresa rompedora en muchos sentidos y que ha sabido subirse al carro de muchas de las tendencias que han moldeado la sociedad de principios del siglo XXI. Hoy en día, gracias a la facilidad que tiene cualquier persona para abrir una cuenta e invertir en grandes empresas con poco capital, es rentable invertir en Amazon si se optimizan los puntos de entrada y de salida en nuestras posiciones. 

Es fácil ver cuando una empresa funciona bien, tan solo hay que fijarse en la cantidad de paquetes y de repartidores de Amazon que hay ya en nuestras calles. Por tanto, mantengamos los ojos bien abiertos para no perder ninguna oportunidad.

¡Empieza a invertir hoy y no te quedes atrás!

Aprovecha el boom tecnológico

Name

Al acceder declaro que soy mayor de 18 años y he leído, entendido y estoy de acuerdo con los términos y condiciones, la política de privacidad y la exención de riesgos.

¡Empieza a invertir hoy y no te quedes atrás!

Aprovecha el boom tecnológico

Name

Al acceder declaro que soy mayor de 18 años y he leído, entendido y estoy de acuerdo con los términos y condiciones, la política de privacidad y la exención de riesgos.